Sindrome del corazón de vacaciones

Una investigación a visitantes de la Oktoberfest, la celebración de la cerveza de Múnich, concluye que la ingesta elevada y veloz de alcohol está relacionada con arritmias cardiacas, que pueden llegar en casos extremos hasta la fibrilación auricular.

Conforme publica la gaceta especializada “European Heart Journal”, esta es la conclusión a la que llega una investigación de la Universidad de Múnich efectuado a tres.028 participantes de la celebración más famosa y que más público atrae de Alemania.

“El resultado fue: cuanto más se toma, más anomalías se generan en el ritmo cardiaco”, asegura Moritz Sinner, codirector del estudio. La novedad del informe, que ahonda sobre otros estudios menores anteriores que habían apuntado el “síndrome del corazón de vacaciones”, es que estudia los efectos del alcohol a lo largo de la ingesta y no tras un período temporal.

Concretamente, el estudio estima que por cada gramo en litro de sangre aumenta la posibilidad de irregularidades en el ritmo cardiaco en un setenta y cinco por ciento , conforme Sinner.

En situaciones extremas se registraron casos de fibrilación auricular -ritmo cardiaco veloz y también irregular- algo que, de alargarse en el tiempo, podría derivar en dificultades cardiacas graves y hasta ataques al corazón.

Conforme esta investigación, un treinta por ciento de las personas a las que se efectuó la prueba (un electrocardiograma veloz y un test de alcoholemia) a lo largo de la Oktoberfest de dos mil quince presentaron “agudas irregularidades en el ritmo cardiaco”, y un veintiseis por ciento padecían palpitaciones. Las personas que padecían palpitaciones tenían de media 0,84 gramos de alcohol por litro de sangre, si bien sus valores individuales fluctuaban entre 0 y los tres gramos por litro (desde esta segunda cantidad los individuos están “demasiado borrachos” para participar en el estudio), conforme los estudiosos.

En comparación, la media de irregularidades cardiacas entre el conjunto de la población fluctúa entre el 1 por ciento y el cuatro por ciento , conforme diferentes estudios.

La Oktoberfest de Múnich atrae en sus en torno a un par de semanas de duración a unos 6 millones de personas y en ella se sirven cerca de 7 millones de litros de cerveza.